miércoles, 2 de diciembre de 2015

Reseña: Arcanya magic academy

Un fogonazo cegador aparece en escena, los jóvenes magos se encuentran sobre la arena del coliseo, el público está expectante por ver quién de ellos es el más hábil de su promoción, el orbe brilla intensamente y se mantiene entre ellos con una calma inquietante, en cualquier momento saldrá disparado hacia uno y ese será el momento para demostrar todo lo que han aprendido, un pequeño error o un despiste de concentración supondrá un duro golpe por el orbe, ahora es el momento, la última prueba va a comenzar.


La patata caliente:

Arcanya magic academy es el segundo juego de mesa editado por Holocubierta, en esta ocasión nos encontramos con un titulo más desenfadado, para grupos amplios y con una premisa muy clara, divertir con su juego rápido y sencillo.

En Arcanya los jugadores se meterán en la piel de jóvenes magos que van a graduarse, pero hay que saber quien de ellos es el primero de su promoción, para ello se celebra la conocida prueba final en el coliseo, la prueba consiste en reunirlos a todos y enfrentarlos, de ese modo el mago más hábil saldrá victorioso, pero no es una lucha directa, para demostrar sus conocimientos el coliseo genera una esfera de energía llamada orbe, al principio parece inofensiva y de poco poder, pero en realidad es altamente inestable y una vez en movimiento solo hay dos formas de pararla, con tu cuerpo, lo cual va a doler, o destruyéndola.


Cada jugador dispone de una mano de juego inicial, en ella encontramos valores de orbe o maniobras, para protegerse del orbe que hay en juego el mago siempre deberá igualar o superar el poder de esta, o bien evitarla con alguna de las maniobras, que van desde esquivar, reflejar, disipar, etc. Cuando un mago recibe un orbe del que no pude defenderse es impactado, de esa manera pierde uno de sus escudos que recibe el jugador que envió el orbe, estos escudos sirven para determinar la puntuación final, pues la partida finaliza cuando un jugador los pierde todos o bien cuándo alguien acumula un total de 8 o más puntos de escudos obtenidos, entonces se suman los puntos de escudos ganados y los propios que todavía tengamos en juego, aquel con mayor puntuación será el vencedor.


Pero esto tal vez os suene demasiado simple, pues para remediar esto existen cartas de personaje con diferentes habilidades y escuelas de magia, esto nos ayuda a añadir nuevos elementos en juego, las escuelas pueden determinar que algunos magos sean débiles a ciertos elementos, y transformando el orbe en juego en esos elementos los hacemos más vulnerables, al mismo tiempo podemos añadir ciertas reglas que nos dan más posibilidades de decisión, todo dependerá de lo complicado que queramos hacerlo, dentro de sus limitaciones claro está.

Componentes:

Por las fotos y explicación ya podéis ver que hablamos de un juego de cartas, y este es el único componente que encontramos en su interior, más allá del manual y un inserto a cartón con tres compartimientos.


Pocas veces hago mención al manual de juego pero en esta ocasión quiero hacerlo, y no para hablar bien, aunque aquí que cada cual haga su interpretación según gustos. Ya habéis podido ver que las reglas son muy sencillas, básicamente es pasarle la pelota al siguiente jugando una de las cartas validas, pues bien, eso queda muy claro pero han querido darle un toque para mi gusto demasiado temático en el manual, lo que en ocasiones provoca la aparición de demasiados términos nuevos y hacen pesada la lectura.


Sigamos con las cartas que seguramente es lo que más os interesa, están muy bien, en todos los sentidos, tanto el trabajo de ilustración como la calidad son geniales, sobre todo hacer mención a lo primero en todos los aspectos del juego, un trabajo magnifico por parte del ilustrador y maquetador, pues es muy llamativo visualmente.

Opinión:

Nos encontramos como ya he dicho delante de un juego para grupos amplios, su rango de jugadores es de 3-10 pero cuando mayor diversión nos va a ofrecer es entre sus números intermedios, 5-6, las partidas por su naturaleza sencilla son rápidas y con zero tiempos muertos, aunque en ocasiones podemos vernos apartados de la acción si varios jugadores se encaprichan el uno con el otro, lanzándose la orbe constantemente, pero de igual forma siempre es divertido ver esos piques hasta que uno de los dos desfallece.


Las ilustraciones y la tematización están muy bien, la variedad de personajes con sus propias habilidades le dan ese punto de rejugabilidad para hacer las partidas diferentes, además están bien balanceados aunque siempre habrá quien opine que alguno es mejor que otro. Algo que no me ha gustado y que he encontrado en falta es añadir a la carta resumen que son las guardas, los tipos que hay y sus características, es un rollo tener que ir al manual a mirarlo.

En definitiva Holocubierta con este su segundo titulo, a querido dirigido a un target mucho más amplio, buscando esos grupos familiares o de amigos que se reúnen de vez en cuando, no olvidemos que estamos hablando de un filler con partidas que rondan los 20-30 minutos.


Pero... hay un pero, y es que actualmente ya existe un juego muy similar a este, y no es otro que Total Rumble, también de editorial española y autor español, eso si, más viejo, más feo, y de peor calidad en cuanto a componentes, pero cuyas mecánicas son prácticamente las mismas, con un sistema de puntuación diferente con eliminación de jugadores, pero que no me parece peor ni mucho menos, Arcanya añade un par de cosillas nuevas en sus reglas "avanzadas", pero la pregunta es, ¿Era necesario este juego habiendo el otro?

Me gusta:

- Las cartas de debilidades, evitan que alguien con una buena mano no pueda defenderse.
- El acabado final está muy cuidado para entrar por los ojos.

No me gusta:

- La puntuación es: "Todos a por Pepito que va ganando" hasta que Pepito no gana y le toca a otro.
- Resonancia, afinidad, sintonizar, guardas y otros términos que en las primeras partidas ralentizan el ritmo frenético que el juego necesita.
- Es como el Total Rumble con magos y dos añadidos, eso sí, más bonito.

Ficha:

- Nº de jugadores: 3-10
- Idioma: Castellano
- Dependencia idioma: Muy baja
- Duración: 20-30min
- PvPr: 17,95€
- Complejidad: Baja


6 comentarios:

  1. Si nos ponemos a preguntarnos si cada juego que se publica es necesario, entonces no se publica nada... xD ¿Era necesario el Blood Rage teniendo El Grande (o cualquier otro juego de mayorías)? Es lo mismo pero con algún cambio y mas bonito. El UNO existe desde los 70, y se ha versionado infinidad de veces, y se seguirá haciendo. Al final es el cliente el que decide. Si ha sido una decisión acertada o no se verá con el tiempo.

    Se echan de menos tus fotacas men! Retoma las reseñas hombre! :P

    Saludetes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de que la fuente de inspiración es clara mi reflexión final viene dada por las grandes similitudes entre ambos juegos, comparten el 85% de sus mecánicas (Sí, como buen español me invento porcentajes para ser más guay), de ahí mi pregunta, más bien parece un rediseño añadiendo las nuevas mecánicas que un juego totalmente nuevo, solamente quería reflejar eso.

      Se hace lo que se puede con el blog, yo estoy ahi en la sombra, sin ser main stream jeje, mientras vaya escribiendo de vez en cuando no se me puede dar por muerto, no?

      Tus fotos también están muy bien, incluso me hizo gracia ver que mi tercera foto es muy similar a una de las tuyas, eso es que tienes buen ojo... o yo muy malo :P

      Eliminar
  2. Buenas Adrià.

    Lo primero darte las gracias por tomarte el tiempo de hacer la reseña y ser tan sincero. Muchas veces se deja uno llevar hacia un lado a otro con la primera impresión, y se cae en la exageración. Y tan malo es decir que todo es genial porque te lo pasaste bien en la partida, como poner el juego a parir porque no te ha gustado la distribución de la caja ^_^
    Por eso, muchas gracias.

    Sobre los puntos que llamas la atención un par de cosillas.

    El manual me parece algo tremendamente complejo. Admito que tuve mucha ayuda... tenias que ver mis primeras versiones XD. Pero al final cada uno tenemos nuestros gustos personales y hay cosas que nos gustan mas o menos. En concreto la parte de hacerlo temático es marca de la casa. Al fin y al cabo Holocubierta es primero editorial de rol, y quieren mantener una linea temática en sus juegos de mesa, lo cual me parece perfecto ^_^

    Y el parecido al Total Rumble es innegable.
    Desconozco el proceso de creación que siguió su diseñador. En mi caso partimos del UNO, y poco a poco fué evolucionando hacia lo que es en la actualidad.
    De hecho, durante mis primeros testing me llamaron la atención sobre el Total Rumble y la curiosidad me hizo probarlo intensivamente, ya que era un juego mecanicamente muy similar y ya publicado, con lo cual ya se habría enfrentado a alguno de los problemas que me surgieron durante la creación.
    Creo que el resultado final es lo suficientemente diferente como para considerarlos primos-hermanos pero no clones en el genero de los party-games patata-caliente (ya hay al menos dos juegos, así que es un genero!!!). Cada uno aporta soluciones diferentes a situaciones similares, por ejemplo los puntos de vida de Total Rumble y los Escudos de Arcanya, y tiene elementos temáticos propios de la ambientación que pretenden emular como las sillas que pueden utilizar los luchadores o la sintonización mágica que pueden usar los alumnos.

    Espero que hayas podido disfrutar de las partidas que has jugado, que para mi es lo realmente importante ^_^

    PD.- soy muy fan de la foto que se ve el montón de cartas cubriendo toda la superficie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar, primero de todo es un placer tener por aquí al autor, quien mejor para debatir del juego.

      Vayamos por partes también, en cuanto a la tematización del juego ya comento que es uno de los puntos que me ha gustado, el inconveniente desde mi punto de vista es el manual, pues esa tematización que entiendo es parte de la marca de la casa en ocasiones dificulta la lectura y comprensión.

      También me alegra saber que conocías y habías probado Total Rumble, estoy seguro que la fuente de inspiración de ambos juegos es clara, como muy bien observa Iván, y si bien es cierto que ambos juegos son muy similares, también es verdad que Arcanya tiene sus diferencias, sobre todo en esos aspectos de los escudos y sintonizaciones, podríamos decir que uno puede jugar a Total Rumble con la baraja de Arcanya pero no a la inversa, por eso parece que Arcanya es un rediseño de este con mejores acabados en general.

      Gracias por pasarte y me alegra que te haya gustado la foto del desorden, debe ser de las que más gustan en general pues no es en la primera reseña que lo comentan :)

      Eliminar
    2. A mandar ^_^

      Si me permites un comentario muy fanboy de algo que me hizo muchísima ilusión cuando recibí mi primera copia del juego... cabe enfundado en la caja con su inserto de cartón y todo!! :_)

      Eliminar
    3. Pues ahí queda el apunte para los señores enfundadores, ya he dicho cientos de veces que yo no soy uno de ellos, pero seguro que más de uno lo agradece

      Eliminar

 

(c)2009 Estantería de juegos. Based in Wordpress by wpthemesfree Created by Templates for Blogger